top of page

Creed III


Creed III se queda por debajo de sus dos películas anteriores. Despegándose por completo de la saga original de Rocky (quien ya no aparece en esta cinta), Creed III nos entrega un drama deportivo, con un nuevo antagonista interesante, pero quién entrega una pelea final apresurada y sin emoción.

El drama es el punto fuerte de la cinta, con un mensaje de enfrentar tu pasado, perdonar y pedir perdón. Dame (Jonathan Majors), un amigo de la infancia de Creed, ha cumplido su condena en la cárcel y quiere demostrar que todavía puede ser un campeón mundial del boxeo. Este antagonista pondrá de rodillas a Creed y será un gran contrincante a vencer.

Sin embargo, lo verdaderamente interesante es que el director es el mismísimo Michael B. Jordan, quien interpreta al protagonista. Está nueva visión se aprecia más en escenas de combate, dónde los planos y montaje son grandes aciertos. No obstante, ésta película es un retroceso para la saga de Creed, pues la premisa no está justificada, la pelea final carece de emoción e impacto dramático, el antagonista al final no pelea como ha peleado durante toda la película, la banda sonora aburre en lugar de motivar y se nota que Creed III es un intento desesperado por seguir explotando la saga Rocky sin la necesidad de tener a Sylvester Stallone, a quién al menos espero que en una próxima entrega de la saga se le pueda dar una digna despedida.

Una lastima que una serie de películas que nacieron por amor a los sueños, se haya convertido en una franquicia sin gracia ni justificación.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Comments


bottom of page