top of page

El Bastardo




Después de haber sido rechazado por la audiencia y tener muy malas críticas por su película anterior (“La Torre Oscura”), el director Nikolaj Arcel, regresa después de seis años a Dinamarca para rodar “El Bastardo” una historia basada en la novela escrita por Ida Jessen titulada “El Capitán y Ann Barbara” , que nos narra la historia de Ludvig Kanhlen, un soldado retirado quien decide crear y fundar su propia colonia para tener un ascenso social y económico, además de ser un sueño MUY personal para demostrarse que no es un cualquiera, esto mientras es atormentado por el gobernante Frederick D. Schinkel, quien hará todo lo posible por echar a perder su sueño y quedarse con sus tierras.


Un Western nordico bellamente contado y grabado, no hablo solamente de la gran mancuerna que hicieron Nikolaj Arcel y Mads Mads Mikkelsen, si no por la suma de todas sus partes, como la participación que tiene el director de fotografía Rasmus Videbaek, el uso de sus composiciones visuales, su puesta en cámara y los planos de paisajes naturales son magníficos, brillantes e incluso majestuosos. Consigue además captar esa atmósfera lúgubre de las secuencias nocturnas y oscuras, ofreciendo escenas nocturnas que se alcanzan a visualizar bien y que además son muy realistas, encontrarán un plano secuencia en la película que los dejará muy sorprendidos. 


La música cae en manos de Dan Romer, quien ya nos había deleitado con bandas sonoras como “Luca” y “Una niña maravillosa” , quien logra agregar una ambientación sonora de grado épico a cada una de las etapas que vemos en la película, dándonos incluso grandes piezas que completan el clímax y desarrollo de la historia, donde se tocan temas que aunque la película está situada en un siglo pasado, aún son relevantes y actuales, como la misoginia, machismo, la explotación laboral, la lucha de las clases sociales e incluso el racismo. 


El Nikolaj Arcel, dijo en una entrevista que considera que este proyecto es el más personal que ha tenido en su carrera y la razón es muy obvia, dándonos un profundo estudio de carácter sobre cómo los sueños y las ambiciones llegan a convertirse en obsesiones que llegan a destruirnos tanto interiormente como exteriormente y a los que nos rodean, llegando a un grado de incluso alejarlos. Un viaje de autodescubrimiento, tanto del realizador como de su protagonista, donde lo que se desea, a veces simplemente no es lo que necesitas para ser feliz y que la búsqueda de una mejor vida o un futuro más “rico” para uno mismo, poniendo toda la dedicación y pasión, en lograr algo que por derecho le pertenece y que llega a ser imposible, simplemente llega a convertirse en un capricho y no nos damos cuenta que lo que más importa, es las personas o las relaciones que nos rodean.  


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Comments


bottom of page