top of page

Garra de Hierro

Sean Durkin, no es el primero, ni será el último realizador que haga una película dentro del mundo de la lucha libre basada en hechos reales y donde exista la fórmula narrativa del atleta en ascenso, sus momentos de esplendor y gloria, finalizando con el derrumbe y caída del mismo, aderezado además con golpes, sangre, sudor y lágrimas que nunca dejan de funcionar y hacen un espectáculo digno del género y eso sin entrar a detalle con lo que ha hecho México durante su era post la época oro del cine mexicano, haciendo un breve recorrido por las producciones más recientes como “El Luchador” (Darren Aronofsky), “Luchando con mi familia” (Stephen Merchant) y “Cassandro” de Roger Ross Williams. 


La historia nos narra la historia de la familia Von Erich durante los años 80,  quienes formaron parte del mundo de la lucha libre durante muchos años, convirtiéndose en una de las dinastías más grandes dentro del negocio, esta termina por derrumbarse a causa de los traumas familiares que terminan destruyendo el legado y largo camino que han recorrido. 


Hay un gran número de elementos que hacen que la película sea fascinante, entre ellos su emotiva historia real, llena de muchas situaciones que aunque parezcan muy alucinantes e increíbles, fueron reales (posiblemente con alguno que otro elemento ficticio para sazonar la experiencia), además de contar con la que posiblemente sea la mejor actuación de Zac Efron en los próximos años, sin dejar atrás a Jeremy Allen White, que interpreta a Kerry Von Erich y a Holt McCallany, que interpreta a Fritz Von Erich el padre de la dinastía, quien funge además como villano,  al ser un padre abusivo que quiere llenar sus traumas y vacíos a través de sus hijos y en este proceso termina por abusarlos y perder la visión de padre que vela por la felicidad de su familia. 


Otra de las grandes virtudes es que no necesita sobreexplotar nada, logra hacer una gran recreación de la época en la que está ambientada sin necesidad de tener que estar poniendo gráficos o cartelitos donde venga el año. La puesta en cámara es interesante, que aunque a veces parezca que exista una exageración por el uso de los primeros planos, nos damos cuenta de porque Durkin y el fotógrafo Mátyás Erdély decidieron narrar así la historia, complementando además por movimientos de cámara muy sigilosos que nos hacen pasar por lo que están haciendo dos personajes a lo que está haciendo otro a la distancia o en otra habitación. 


Garra de hierro, es una película que debes ver si te gustan los dramas llenos de imágenes dolorosas y desgarradoras, destacando además de las secuencias de lucha, que son bastante buenas y entretenidas, se destaca por mostrar la lucha interior de la hombría heredada y el peso inquebrantable de la satisfacción de un padre a través de sus hijos, llevando a cuestionarnos, hasta dónde un hijo o como padre  debe establecer límites para no lastimar o arruinar la vida de sus seres queridos, un gran relato que nos enseña sobre el deber, el dolor, la lucha libre y la familia.


7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Comentarios


bottom of page