top of page

Kung Fu Panda 4

El estudio de Dreamworks Animation se ha caracterizado por convertirse en una de las compañías más fuertes en cuanto a películas de animación se trata, dándonos inolvidables franquicias como “Shrek”, “Madagascar", “Cómo Entrenar a tu Dragón”, entre otras.


Pero si algo sabemos ha sido su talón de Aquiles, son las secuelas o intentos de alargar esas historias que pusieron al estudio entre los competidores más fuertes como Disney o Pixar. Si bien, el año pasado tuvimos la grata sorpresa de ver “El Gato con Botas: El Último Deseo”, hasta ahora el estudio no ha hecho algo más que esté a la altura de sus mejores obras y lamentablemente la nueva historia del Guerrero Dragón no es la excepción. 


Po, el gracioso y hambriento panda está de vuelta para unir fuerzas con Zhen una zorra ladrona a la que Po adoptó como aprendiz, juntos deberán enfrentarse a una nueva villana llamada La Camaleona, quien mediante hechicería, trae de vuelta a los villanos de las entregas anteriores, si bien, la historia es simple y tiene unos toques de película estilo road trip, donde dos personajes MUY diferentes terminan convirtiéndose en aliados para vencer a un mal mayor, viviendo experiencias y teniendo etapas de autoconocimiento (tal como sucede en el Gato con Botas 2), pero que en este caso, falla al no aterrizar completamente en que es lo que buscan realmente nuestros personajes, se queda todo muy al aire. 


Algo que también falla rotundamente es la falta de los cinco furiosos, personajes que entregaban un gran balance de seriedad y a la vez comedia para que Po pudiera brillar con sus encantos y que también han sido parteaguas para el desarrollo o crecimiento de nuestro protagonista, sin dejar atrás de entregarnos grandes secuencias de acción dignas de cualquier película de artes marciales moderna. 


Pero, posiblemente el error más grande es que no se arriesga a contar una historia nueva o aportar algo nuevo para la franquicia, si bien sí tenemos esas frases filosóficas y profundas que han acompañado la franquicia y se agrega ese nuevo elemento de una aprendiz para Po, para darle un avance o evolución, no da ese paso más para convertirse en un clásico del estudio, algo que tuvo que ver y afecto bastante fue la disminución de la seriedad para poder concentrarse en el público infantil,  dándonos una trama más sencilla y con menos momentos oscuros como lo hicieron las dos primeras películas, con escenas como la masacre a la villa de los pandas o la historia de ascenso y caída del villano Tai Lung. 


Kung Fu Panda 4, es un pequeño tropiezo más en el historial de Dreamworks, pero ojo, no estoy diciendo que sea una mala película, solo no se encuentra a la altura de las dos primeras entregas de la saga, dándonos una historia bastante predecible y sin el suficiente encanto que tenían las dos películas anteriores, eso sí, sus visuales y secuencias de acción siguen siendo majestuosas y muy divertidas de ver, aunque no son lo suficiente para convertirse en el cierre ideal para la tetralogía del guerrero dragón. 


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Comments


bottom of page