top of page

The Holdovers

Actualizado: 13 feb


Por: Carlos Laureano


La nostalgia es un arma de doble filo, dicen que recordar es como volver a vivir, siempre y cuando no lleguemos a estancarnos dentro de ese recuerdo de algún evento o momento que marco nuestra existencia, y con esto, que nos atormente para no poder avanzar o evolucionar como personas.

Dicho de otro modo, la nostalgia es aquella de

todas las afecciones que tiene el alma la que se ha vuelto mas conservadora .


El director y escritor Alexander Payne, vuelve a darnos una historia conmovedora y a la ves con esos tintes cómicos y satíricos que nos ha mostrado ya varias veces en su filmografía.


Situada en los años 70 (incluso el formato de audio y video esta hecho para

que te transportes a la época), un profesor de una escuela privada debe pasar las

fiestas de fin de año con dos personajes solitarios y dañados por su pasado al igual que él y contra todo pronostico, la convivencia los llevara a formar un vinculo entre ellos que los ayudara a sanar de su pasado.


El formato en el que se presenta la película, audio y video, también es el mismo en el que hubiera mostrado una película de 1971, esto refuerza el tema de la nostalgia, presentando desde un principio logos antiguos de la distribuidora, un efecto de celuloide (creado digitalmente claro), encuadres

y una fotografía que eran “innovadores” para la época que esta imitando y un ritmo de

acción mas pausado y que se toma su tiempo para contar la historia, claro sin la necesidad

de dejar caer la acción y su ritmo.


Paul Giamatti vuelve a hacer mancuerna con Payne después de varios años de haber

interpretado a un personaje sarcástico y malhumorado en “Entre Copas” y en esta ocasión

hace lo mismo pero multiplicado al mil, llevándose todos los aplausos al interpretar a un

profesor de historia amargado y alcohólico, que disfruta de torturar a sus alumnos

durante las clases, si bien, ya es un personaje que hemos visto severas veces en pantalla,

es el carisma de Giamatti más la relación que se forja con sus compañeros actores la que

lo vuelve un personaje entrañable y digno de analizar.


Acompañando a Giamatti está Da’Vine Joy Randolph, quien interpreta a la cocinera de la escuela, ella acaba de perder a su hijo en Vietnam y lucha con el recuerdo de lo que su hijo pudo haber sido y hecho si no hubiera muerto en guerra, mostrando una coraza de fuerza para no serjuzgada como débil por la

sociedad, sin embargo, en el transcurso de la película decide mostrar su dolor, dando una de la escenas mas emocionales en todo el relato.


Por ultimo tenemos Dominic Sessa, quien hace su debut actoral al interpretar a uno de alumnos del personaje de Giamatti y con el que llega a crear un mayor vinculo al descubrir que ambos tienen muchos fantasmas de su tormentoso pasado.


“Los que se quedan” es esa película que nos hará llorar y reír si le damos la oportunidad de

conectar con estos personajes muy comunes y a la ves particulares por la forma en como cada uno

se va desarrollando en la historia, mucha gente posiblemente crea que estamos ante una

película manipuladora y que se inclina al lado fácil del drama de perdidas y superaciones

por su historia básica y sin un elemento “fantástico” al que nos tiene acostumbrados el

cine comercial actualmente, es aquí donde la película nos muestra que no siempre se necesitan

historias nuevas o lo mas innovador en efectos visuales para contar una buena historia, si

no simplemente volver a esos momentos de aprendizaje y repetir donde estamos bien y

aprender donde estamos mal, una ves mas, el elemento de la nostalgia.



7 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

bottom of page